INCENDIOS THOMAS, SHERPA Y WHITTIER
Información de preparación de tormenta

INFORMACIÓN Y ACTUALIZACIONES DEL CONDADO DE SANTA BARBARA

Antes, durante y después de una inundación

 

La seguridad personal es lo más importante durante una inundación. Debido a que las inundaciones pueden aumentar muy rápidamente, debe estar preparado para tomar medidas antes de que el agua llegue a usted o a su propiedad.

Inundaciones: Infórmese:  Esta página web explica qué medidas tomar cuando reciba un aviso de inundación o una alerta de advertencia del Servicio Meteorológico Nacional para su área local y qué hacer antes, durante y después de una inundación.

Consejos básicos de Seguridad Contra Inundaciones: 

  • ¡Date la vuelta, no te ahogues!
  • Evite caminar o conducir a través de las aguas de inundación.
  • No maneje sobre puentes que están sobre aguas rápidas. Las aguas de inundación pueden socavar el material de cimentación y hacer que el puente sea inestable.
  • Solo seis pulgadas de aguas rápidas pueden derribarlo, y un pie de aguas rápidas puede llevarse su vehículo.
  • Si hay una posibilidad de inundación repentina, muévase inmediatamente a un terreno más alto.
  • Si las aguas crecen alrededor de su automóvil pero el agua no se mueve, abandone el automóvil y muévase a un terreno más elevado. No salga del automóvil si las aguas se están moviendo.
  • Evite acampar o estacionarse a lo largo de ríos y arroyos durante las fuertes lluvias. Estas áreas pueden inundarse rápidamente y con poca advertencia.

¿Estás listo para la próxima tormenta?

Aquí hay algunas maneras fáciles de preparar y consejos que debe tener en cuenta antes de la próxima gran tormenta. 

  • Prepare un kit de emergencia con una linterna, pilas, agua embotellada, alimentos no perecederos, mantas, ropa de abrigo, botiquín de primeros auxilios y otros artículos que pueda necesitar durante varios días.
  • Monitorea las noticias locales y las estaciones de clima para las actualizaciones.
  • Preste atención a las alertas y advertencias de las autoridades.
  • Si no tiene que salir, quédese en casa.
  • Tenga mucho cuidado con los árboles caídos y reduzca la velocidad de su automóvil si ve escombros en la calle.
  • Trate todas las luces de semáforos que no funcionan en las intersecciones como señales de alto.
  • Evite todas las líneas eléctricas caídas y los objetos que los toquen. Informe las autoridades locales de líneas caídas.
  • Mantenga a las mascotas adentro y asegúrese de que tengan protección contra los elementos.

Antes de una inundación u otro desastre

  1. Crea un kit de suministros para desastres
  2. Crea un plan de comunicaciones para su familia en caso de una emergencia
  3. Lea la guía de propietario para la prevención y respuesta a las inundaciones
El seguro de las viviendas :

Las pólizas de propietario estándar no cubren la pérdida por inundación. Debe evaluar la necesidad de un seguro contra inundaciones en su situación, dependiendo de dónde se encuentre su propiedad. Póngase en contacto con su agente de propiedad sobre el seguro contra inundaciones, que se ofrece a través del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones. En general, hay un período de espera de 30 días para que esta póliza entre en efecto, por lo que no espere hasta el último minuto para presentar su solicitud.

Hasta finales de la década de 1960, el seguro contra inundaciones prácticamente no estaba disponible para los propietarios de viviendas y negocios. Como las compañías de seguros privadas no estaban dispuestas a asumir solo el riesgo financiero, el Congreso votó en 1968 para crear el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP). Este programa federal proporcionó seguro contra inundaciones a un costo razonable a cambio del manejo de las zonas propensas a las inundaciones por parte de las comunidades locales. Hoy, puede asegurar casi cualquier edificio encerrado y su contenido contra la pérdida de inundaciones, siempre y cuando su comunidad participe en el NFIP.

Todas las áreas dentro del condado participan en NFIP. Para facilitar la presentación de reclamos después de una inundación, haga una lista detallada de sus bienes personales, incluyendo los muebles, la ropa y los objetos de valor. Tome fotografías de su casa, por dentro y por fuera, porque seran útiles. Esto ayudará a un ajustador a resolver los reclamos y ayudará a probar las pérdidas no aseguradas, que son deducibles de impuestos. Recuerde mantener sus pólizas de seguro y una lista de propiedad personal en un lugar seguro, como una caja de seguridad. Sepa el nombre y la ubicación del agente (s) que emitió estas políticas.

Durante una inundación

La seguridad personal es lo más importante durante una inundación. Debido a que las inundaciones pueden aumentar muy rápidamente, debe estar preparado para tomar medidas antes de que el agua llegue a usted o a su propiedad.

  • Conozca varias rutas de escape seguras si necesita evacuar rápidamente.
  • Mantenga un radio con baterías sintonizado en una estación local y siga todas las instrucciones de emergencia.
  • Si queda atrapado en la casa por aguas que suben repentinamente, diríjase al segundo piso y, si es necesario, al techo.
  • Lleve consigo ropa de abrigo, una linterna y una radio portátil. Luego espera por ayuda... no intente nadar hacia un lugar seguro. Los equipos de rescate lo buscarán adentro de/en la casa.
  • Cuando esté fuera de la casa, recuerde... LAS INUNDACIONES SON ENGAÑOSAS. Trate de evitar las áreas inundadas, y no intente caminar a través de las aguas de inundación que son más profundas que las rodillas.
  • No intente cruzar el agua que fluye rápidamente.
  • Solo si el tiempo lo permite, apague todas las utilidades en el interruptor principal y cierre la válvula de gas principal si la evacuación parece ser necesaria.
  • No toque ningún equipo eléctrico a menos que esté en un área seca y usted esté sobre un pedazo de madera seca con guantes de goma y botas o zapatos con suela de goma.
  • Mueva papeles valiosos, joyas, ropa y otras posesiones importantes a pisos superiores o elevaciones más altas.
  • Llene el baño  y las jarras con agua limpia en caso de que los suministros regulares estén contaminados. Puede desinfectar estos contenedores enjuagándolos  primero con cloro.
  • Tape las ventanas o protéjalas con contraventanas para tormentas.
  • Traiga las posesiones al aire libre dentro de la casa o átelas de manera segura. Esto incluye muebles de jardín, botes de basura, herramientas, letreros y otros objetos móviles que podrían ser arrastrados o arrojados.
  • Si es seguro evacuar en su automóvil, debe considerar lo siguiente:
    • Llene el automóvil con alimentos no perecederos (como productos enlatados), un recipiente de plástico con agua, cobijas, botiquín de primeros auxilios, linternas, ropa seca y cualquier medicamento especial que necesite su familia.
    • No maneje donde haya agua sobre las carreteras. Partes del camino ya pueden estar deslavadas. Si su automóvil se para en un área inundada, abandónelo lo antes posible. Las aguas de inundación pueden subir rápidamente y llevarse un automóvil y sus ocupantes. Muchas muertes han resultado de intentos de mover vehículos estancados. 

Después de una inundación

  • Después de una inundación si su casa, apartamento o negocio ha sufrido daños por inundación, llame inmediatamente al agente que maneja su póliza de seguro contra inundaciones. El agente luego enviará un formulario de pérdida al Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones. Se asignará un ajustador para inspeccionar su propiedad lo antes posible.
  • Antes de ingresar a un edificio, revise el daño a la estructura. Asegúrese de que no esté en peligro de derrumbarse. Apague todas las líneas de gas externas en el medidor o tanque, y deje que la casa se ventile durante varios minutos para eliminar olores desagradables o gases escapándose. Al ingresar al edificio, no use una llama abierta como fuente de luz ya que el gas puede quedar atrapado dentro; una linterna que funciona con batería es ideal. Observe si hay cortocircuitos eléctricos o cables con corriente antes de asegurarse de que el interruptor principal esté apagado. No encienda ninguna luz o aparato hasta que un electricista haya verificado el sistema para detectar cortocircuitos. Cubra las ventanas rotas y los agujeros en el techo o las paredes para evitar más daños a causa del clima. El costo de estas reparaciones temporales generalmente está cubierto por su póliza de seguro contra inundaciones (sujeto al deducible de la póliza). Por lo tanto, es importante guardar los recibos.
  • Proceda con medidas de limpieza inmediatas para prevenir cualquier peligro para la salud. Los artículos perecederos que presentan un problema de salud deben ser puestos en una lista y fotografiados antes de desecharse. Deseche los alimentos frescos y los medicamentos abiertos anteriormente que hayan estado en contacto con las aguas de las inundaciones. El agua para beber y para la preparación de alimentos debe hervirse vigorosamente durante diez minutos, hasta que el sistema de agua pública haya sido declarado seguro. Otro método de desinfección es mezclar 1/2 cucharadita de blanqueador de lavandería comercial líquido con 2 1/2 galones de agua; deje reposar por cinco minutos antes de usar. El sabor se puede eliminar cambiando el agua de un recipiente a otro o agregando una pizca de sal. En una emergencia, se puede obtener agua drenando un tanque de agua caliente o derritiendo cubitos de hielo. Los refrigeradores, sofás y otros artículos duros deben lavarse con una manguera y guardarse para la inspección del ajustador. Un buen desodorizante al limpiar electrodomésticos grandes de cocina es agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio a un litro de agua. Cualquier artículo parcialmente dañado debe secarse y ventilarse; el ajustador hará recomendaciones en cuanta a su reparación o eliminación. Tome fotos del daño hecho a su edificio y contenido. Lleve todos los muebles de madera al aire libre, pero manténgalos fuera de la luz solar directa para evitar deformaciones. Un garaje o una cochera es un buen lugar para secarse. Retire los cajones y otras partes móviles tan pronto como sea posible, pero no abra los cajones hinchados de en frente. En su lugar, quite la parte posterior y empuje hacia afuera los cajones. Saque el lodo cuando todavía está húmedo para dejar secar las paredes y los pisos. Una vez que las paredes se hayan secado, cepille la tierra suelta. Lave con una solución de jabón suave y enjuague con agua limpia; siempre comience desde abajo y trabaja para arriba. Los techos se hacen al último. También se debe prestar atención especial en esta etapa inicial a la limpieza de sistemas de calefacción y plomería. El moho se puede eliminar de la madera seca con una solución de 4 a 6 cucharadas de fosfato trisódico (TSP), 1 taza de cloro líquido y 1 galón de agua. Limpie el metal de inmediato y luego limpie con un paño empapado en queroseno. Una capa ligera de aceite evitará que el hierro se oxide. Revise todos los utensilios y, si es necesario, use lana de acero fino sobre superficies sin pulir. El aluminio se puede aclarar frotando con una solución de vinagre, crema de tártaro y agua caliente. Separa rápidamente todos los artículos de lavandería para evitar que se mezclen los colores. Se debe permitir que las telas de la ropa o del hogar se sequen lentamente, lejos del calor directo, antes de cepillar la suciedad suelta. Si no puede acudir a un limpiador profesional, enjuague los artículos en agua tibia para eliminar la suciedad acumulada. Luego lave con un detergente suave; enjuague y seque a la luz del sol.

  • Los sótanos inundados deben drenarse y limpiarse tan pronto como sea posible. Sin embargo, el daño estructural puede ocurrir bombeando el agua demasiado rápido. Después de que las inundaciones alrededor de su propiedad hayan disminuido, comience a drenar el sótano por etapas, aproximadamente 1/3 del volumen de agua cada día.